Doble Karma

Fundamentos del Artista Marcial

Fundamentos del Artista Marcial

Fuente: Fundación Centro del Tao (centrodeltao.com)

 TRES ETAPAS DE REALIZACIÓN:

1º Memorización – Ordenamiento de la secuencia progresiva de cada técnica.

2º Estilo – Mejoramiento postural y del movimiento para perfeccionar las acciones.

3º Espíritu – Maduración y Maestría de los logros alcanzados.

artista marcial

Estas tres etapas no sólo son consideradas a la hora de plantear el trayecto del aprendizaje, sino que además son tenidas en cuenta en los exámenes, ya que lo primero que se evalúa para la calificación de cada practicante es la memoria, es decir, la facultad para recordar las distintas secuencias de las formas y de los métodos aprendidos, lo cual señala el grado de atención y agudeza mental.

En segundo término, una vez memorizadas las formas, se observa el estilo asimilado, es decir la técnica, en cuanto a la firmeza de las posturas, circularidad, fluidez y gracia, y el domino de la Fuerza Relajada que otorga potencia y comprensión práctica de los secretos del arte marcial.

Y en tercer lugar, se tiene en cuenta el espíritu, lo cual significa mimetizarse con los poderes de la naturaleza y de los animales para expresarlos de manera práctica, como el don más apreciado entre los artistas marciales. En este sentido se destaca el temple y la energía madurada.

Claro que comprender el misterio del arte marcial auténtico estriba en el entendimiento vivencial y puesta en práctica de los puntos que se enumeran a continuación, los que son considerados grandes secretos dentro de los templos, monasterios o familias (clanes) que difundieron el conocimiento de esta enseñanza iniciática. Los secretos son:

SECRETOS DEL ARTE MARCIAL:

 Giro y comando de la cadera, y fuerza activa desde el bajo vientre. (Tan Tien). (Círculo).

2º Unidad de todo el cuerpo mediante la acción simultánea. (Energético). (Cuadrado).

3º Respiración activa, comprimida con la presión Fuelle, sincronizada. (Militar). (Depuración).

4º Fuerza Mental dirigida y centralizada con implosión en el punto de impacto. (Canalización).

5º Endurecimiento repentino del cuerpo antes de recibir el impacto. (Maduración).

6º Expresión explosiva, o sacudimiento seco (no penetrante) de cada acción. (Transformación).

7º Conciencia extendida a cada punto del cuerpo, para mantener la actividad y la inmediata respuesta. (Trascendencia).

 La armonía extendida mediante la respiración profunda. (Civil). (Retorno a la Fuente).

Si se logra asimilar estos ocho secretos se alcanzará la vivencia cumbre del arte marcial genuino.

Desde ya, que el Programa Integral para un completo desarrollo de esta disciplina práctica ancestral, debe contemplar necesariamente los siguientes tres aspectos, sin los cuales todo practicante estaría en desventaja ya sea en el camino interior, en el ámbito competitivo o ante la necesidad de defensa personal.

TRES PILARES DEL ARTE MARCIAL:

1º Preparación del Cuerpo.

2º Asimilación de la Técnica.

3º Desarrollo de la Energía Interior.

Hay que considerar que sin la debida preparación del cuerpo, por más técnica que se asimile, el organismo o fisiología no se encontrará en condiciones de llevarlas a cabo hasta su máxima exposición. Por otro lado, si sólo se cuenta con la preparación del cuerpo sin el estudio de técnica alguna, llegado el momento no se sabrá cómo responder. Y por último, aun contando con un cuerpo preparado y con la memorización de las distintas técnicas, si no se desarrolla la Energía Interior, el camino del Arte Marcial está destinado a estancarse ya que carece de contenido sustancial.

De este modo, tanto la preparación del cuerpo, como la asimilación de la técnica y el desarrollo de la energía interior deben ponerse en práctica paralelamente y de manera simultánea (si es que se tiene la fortuna de entrenarse bajo la guía de un estudio abarcador), porque sobre estos tres pilares se fundamenta el desarrollo del Arte Marcial genuino.

El Arte Marcial de China que integra tanto las bases del Kung Fu, del Tai Chi Chuan y del Chi Kung, como así también el Hsin I Chuan o el Pa Kua Chang, apuntan al fortalecimiento de la autoestima, al desarrollo de la confianza en sí mismo y al sentimiento de seguridad ante las adversidades de la vida. Y en todos los casos, la misma filosofía impregna el espíritu marcial, ya sea en cuanto a la defensa personal, a la conducta necesaria para avanzar por el camino interior o en cuanto a la sanación o curación de las enfermedades.

En cuanto a la defensa personal se requieren tres condiciones que son opcionales:

TRES CONDICONES PARA EL COMBATE:

1º Evitar la pelea.

2º Si la pelea no se puede evitar entonces aplicar la defensa.

3º Si la defensa no es suficiente para preservar la integridad entonces, atacar.

Son las tres condiciones que sostienen la conciencia de todo guerrero, primero no enfrentarse, y si no se puede evitar, entonces hay que defenderse, y si ello no alcanza, entonces se recurre a la tercera opción de atacar.

El mismo Lao Tse lo ha mencionado en el Tao Te King:

El Sabio no discute. Pero quien sabe discutir no pelea. Pero quien sabe pelear no daña. Pero quien sabe dañar no mata. Porque el Sabio valora profundamente la vida”.

Por otro lado, en el canon Bing Fa o Arte de la Guerra de Sun Chang Ching (Sun Wu o Sun Tse), escrito hace más de 2.500 años, se afirma que:

“Un combate no debe proceder del enojo pasajero o de la ira repentina, sino del devenir inevitable de los actos y consecuencias, no obstante la victoria inmediata sin prolongación debe ser el principal objetivo en todo combate”.

En cuanto al comportamiento de todo artista marcial, el mismo se considera que debe ser como se detalla a continuación, según lo proclama el Wu Shu tradicional:

CONDUCTA NECESARIA PARA AVANZAR POR EL CAMINO INTERIOR:

1º Decoro – Presencia noble y virtuosa en todos los aspectos.

2º Humildad – Actitud inegoísta de valiente respeto hacia el entrenador, hacia el maestro y hacia los compañeros.

3º Cordialidad – Amabilidad para recibir y compartir las enseñanzas y colaborar para el progreso grupal.

Sin una sola de estas tres cualidades, el practicante marcial tan sólo sería una persona aun no realizada, mal vista y considerada torpe y vulgar por el entorno de los verdaderos practicantes.

Este es un punto esencial que viene transmitiéndose desde la antigüedad como uno de los requisitos preliminares para incursionar el esoterismo iniciático del Arte Marcial genuino, para evitar que aquellos practicantes ignorantes, casi bestiales, de mentalidad estrecha y robustecida, no ensucien el Arte Marcial con violencia y agresividad, con falta de sensibilidad característico del que ha confundido la Fuerza Real de la Conciencia con la reacción avasalladora de la inconsciencia.

El decoro y las virtudes nobles se encuentran presente siempre en todo auténtico artista marcial. Porque respetar la enseñanza de los maestros del pasado, respetar al entrenador que señala la senda con total entrega y compromiso pedagógico, respetar a los compañeros y ayudarlos en la asimilación del arte, es propio de las personas evolucionadas; asimismo, desarrollar la humildad, la fortaleza de espíritu, el equilibrio y la moderación en todos los órdenes de la vida, y alimentar permanentemente un sentimiento amoroso hacia la existencia y hacia toda criatura, es el comportamiento altruista que caracteriza al verdadero guerrero o artista marcial que ha Despertado.

Desde la más remota antigüedad se pregona en forma de canción, el siguiente Código de Honor de la Tradición del Arte Marcial genuino:

CANCIÓN DEL CÓDIGO DE HONOR(Transmisión oral a modo de canto).

“Nosotros, los Practicantes del Arte Marcial Genuino, aprendemos con los siguientes códigos del comportamiento ejemplar:

  • PRACTICAR LAS VIRTUDES.
  • ESCUCHAR A LOS MAYORES.
  • RESPETAR A LOS MENORES.
  • OBEDECER AL MAESTRO.
  • COLABORAR CON LOS COMPAÑEROS.
  • APLICAR LAS ENSEÑANZAS.
  • MANTENER LA CONFIANZA.
  • SER FIEL A LA VERDAD Y A LA JUSTICIA.
  • DAR FUERZAS A LOS DEMÁS.
  • PROTEGER TODA VIDA.
  • AYUDAR A LOS INDEFENSOS.
  • EVITAR TODO DAÑO.
  • MOSTRAR SENTIMIENTO E INTERÉS.
  • DESARROLLAR LA HUMILDAD.
  • CULTIVAR LA FORTALEZA.
  • PRESERVAR EL CUERPO, LA MENTE Y EL ESPÍRITU.
  • ELEVAR LA CONCIENCIA.

Y de esta manera nos mantenemos en la Senda Trascendente del Guerrero Interior”

Visita el artículo completo:

http://www.centrodeltao.com/shaolin_chuan_kung_fu_historia.htm

Éste artículo está extraído del sitio web de Fundación Centro del Tao

Comentarios

Llegadas:

  • artista marcial
  • quien es un verdadero artisma marcial

1 comment

  1. Juan marcelo torres - 27 diciembre, 2016 2:03 pm

    Excelente artículo, muy bueno, y por sobre todo siembra el deseo de aprender aún más sobre como debemos ser los artistas marciales……

    Responder

Have your say