Doble Karma

From the Blog

La Vida Según el Pasto

Si te sentías mal porque tu vida te parece una mierda… fijate como es la vida para un pasto.

Acacio Yuyito notablemente enojado vocifera contra el cartel que dice Plaza Central: “¡Ya estoy cansado de ser azotado por el viento en días helados como hoy. Le había pedido lluvia sí, pero no una ducha helada como esta! Maldita sea. Se me están congelando hasta las raíces!”

Acacio es el pasto más negativo del sector y siempre se queja de la vida. Desde que nació parece que no paran de sucederle desgracias. Quiere organizar huelgas, hacer juicios, disturbios, piquetes…


En invierno se queja constantemente del frío y como no está cerca del árbol, lo agarra la helada y lo deja duro como rulo de estatua. Trata de negociar con pastos aledaños para que le cambien de posición, pero nadie le da bola. En verano queda expuesto a toda la inclemencia del sol. Pufff si vieran como transpira y putea! Jaja! Bah… es mas lo que putea que lo que transpira. Encima esos días vienen a jugar los del club y yuyito siempre dice ser el más pisoteado. Hasta la pelota parece que picara justo donde está él! Y por supuesto, nunca faltan las escupidas… justo las viscosas y con un moco gelatinoso le caen encima a él. Odia a los futbolistas! Bah… odia a todos.

Aunque no sé si algo le provoca tal reacción como los perros. Dicen que hace mucho uno le cago a su amigo. No en serio! Le mandó un sorete encima de su vecino y lo aplastó. Por supuesto que murió, no le llegaba luz y no tuvo chances de sobrevivir. Encima yuyito se tuvo que fumar todo el aroma a mierda del can, durante semanas! Pero en vez de agradecer que él se salvo de milagro, cada vez que a lo lejos ve al gran danés de enfrente le grita todas las barbaridades imaginables.

Las moscas y otros insectos también parecen tener especial predilección con Acacio, no sé que le ven de atractivo porque es fofo y maltrecho, pero allí van. Se posan sobre él y se acicalan, se limpian las patas y el culo en su espalda… podrán imaginarse la cara de yuyito… jajaja! Si algo así!

Los pájaros le hacen tiro al blanco, creo que se aprovechan de que él no puede esquivarlos y le pasan rasante y le dejan su regalito jeje! Se matan de risa las palomas!.

Las hormigas también lo tienen en vista, él siempre las insulta. Cierta vez una hormiga ya no se aguantó y fue a cortarle un pedazo para que se callara, pero a la hormiga le agarraron convulsiones. Tuvo que venir el escuadrón de soldados de la reina y llevársela de emergencia, luego me enteré que la salvaron, pero quedo para el loquero y ahora se dedica a cuidar larvas. Se ve que tantas rabietas le envenenaron hasta la sabia a Yuyito.

La vida de Acacio Yuyito es dura y justo hoy que hace un frío terrible a nosotros vino y nos meo un perro, así que estamos calentitos, pero Acacio está allá tiritando azotado por el viento gélido murmurando vaya a saber qué improperios contra la vida o hacia el cartel, que no tiene nada que ver, pero a esta altura es el único que lo escucha. Y lo más lindo es que nosotros no elegimos ser pastos, pero Yuyito si…

Comentarios