Doble Karma

Las Acrobacias desde sus inicios

Las Acrobacias desde sus inicios

La Historia de la humanidad cuenta que el hombre inició su particular búsqueda por dominar la naturaleza a partir del dominio de su propio cuerpo. Antes de intentar dominar los objetos, los elementos químicos, la vida, nuestros antepasados deseaban controlar sus cuerpos, dominar sus movimientos para que con ellos pudiesen hacer cualquier cosa. Pues así surgió la acrobacia, una de las modalidades artísticas más antiguas, que se remonta miles de años, utilizada y desarrollada por casi todas las civilizaciones importantes de nuestro pasado, como la Griega, la Egipcia y las Orientales (China, Mongolia, Japón e India), según comenta Blanchard y Cheska (1986).

La evolución del conocimiento sobre el cuerpo y los movimientos ha hecho que todas las manifestaciones culturales, incluso las artísticas, fuesen cambiando y adecuándose a las necesidades contemporáneas. En este sentido, todas las modalidades circenses, incluyendo por supuesto las Acrobacias, también evolucionaron, principalmente en los aspectos técnico, físico, expresivo-estético. Para las Acrobacias, así como cualquier otra actividad artística que utilice el cuerpo como vehículo expresivo, el desafío siempre fue y siempre será el de utilizar los movimientos para comunicar. Para eso, es necesario un estricto control de los aspectos técnicos y estéticos que envuelven dicha actividad. En la actualidad, existen decenas de modalidades acrobáticas circenses, algunas de carácter individual otras colectivas.

El día de hoy, la Acrobacia juega un papel muy importante en el modelo actual de artes circenses. De acuerdo con una reciente publicación del Ministerio de Educación francés, la acrobacia conforma la base del trabajo corporal del circo moderno, y por eso merece especial atención por parte de las escuelas y centros de formación en las artes del circo.


PROVERBIOS

“El hombre es un discípulo, el dolor es su profesor”

ALFRED DE MUSSET

“Por intentarlo a menudo, el mono aprende a saltar del árbol”
PROBERVIO CAMBOYANO

“No es porque las cosas son difíciles que no nos atrevemos: es porque no nos atrevemos a las cosas que son difíciles”

SÉNÈQUE

“Con tiempo y paciencia, la hoja de mora se convierte en seda”
PROVERBIO CHINO

“El hombre sabio se pregunta la razón de sus errores.El idiota se lo pregunta otros”

PROVERBIO CHINO

“Las batallas de la vida no van siempre al hombre más fuerte o más rápido, pero tarde o temprano el hombre que las gana es el que piensa que él puede”
BRUCE LEE

DEFINICIONES

El día de hoy, el diccionario define al acróbata como la “persona que hace ejercicios de agilidad y de equilibrio con gran habilidad”, pero a continuación les presento algunas definiciones más filosóficas escritas por diversos filósofos, científicos o escritores:

Definiciones de acrobacia:

La acrobacia es una “trasgresión” de las leyes de la física (de la mecánica newtoniana), de las reglas del movimiento humano, del riesgo, que provoca fascinación tanto en los que realizan como en los que observan”. (Coasne)

La acrobacia representa el dominio del cuerpo y de sus posibilidades de movimiento. Una particular lucha contra las leyes de la física, una contradicción entre lo natural y lo antinatural” (Soares, 2001).

La Acrobacia es una actividad que se manifiesta especialmente en acciones motrices de alto grado de complejidad, en las que, cuanto mayor condición de antinaturalidad, más espectacularidad proporcionará a los observadores externos (público). Tal y como arguyen Smoleuskiy y Gaverdouskiy” (s/f)

La acrobacia es una modalidad en que los automatismos aparecen como eje vertebrador, donde es importante un espacio y un tiempo estable para que se pueda alcanzar la mayor precisión posible de los gestos” (Leguet, 1985).

“Una actividad donde la espontaneidad y la improvisación casi desaparecen del actuar artístico, dejando paso al entreno meticuloso y a la repetición incansable. Una secuencia acrobática, denominada por Leguet (1991) de encadenamiento, consiste en un programa motor, un algoritmo motor, según Parlebas (2001). Para alcanzar un buen nivel acrobático hace falta un trabajo prolongado, ciertas condiciones psico-físicas, mucha paciencia y extremo cuidado con la progresión de los ejercicios. Una práctica en la que la eficacia y la eficiencia están relacionadas con la alta precisión de los movimientos, donde los errores se pagan caro, al final es el propio cuerpo que está expuesto”.

El acróbata compite consigo mismo, con las fuerzas de la naturaleza y con sus propios compañeros de tribu.” (Blanchard y Cheska, 1986/87).

Comentarios